Coronel usaba tangas de las mujeres que violaba
La Prensa
20 de octubre de 2010

 

* Al mo­men­to de su de­ten­ción era el co­man­dan­te de la ma­yor ba­se aé­rea de Canadá

TO­RON­TO, Ca­na­dá, 19 de oc­tu­bre (OEM-EFE).- El ca­so del co­ro­nel Rus­sell Wi­lliams, que hoy se de­cla­ró cul­pa­ble del ase­si­na­to de dos mu­je­res y de vio­lar a otras dos, tie­ne con­mo­cio­na­da a Ca­na­dá y, es­pe­cial­men­te al es­ta­men­to mi­li­tar, a me­di­da que se co­no­cen más de­ta­lles de sus crí­me­nes.

Has­ta hoy, las au­to­ri­da­des y los tri­bu­na­les ca­na­dien­ses ha­bían evi­ta­do pro­nun­ciar­se so­bre los de­ta­lles del ca­so de Wi­lliams, quien ha­bía si­do acu­sa­do de dos ase­si­na­tos, dos vio­la­cio­nes y 82 ro­bos en do­mi­ci­lios par­ti­cu­la­res.

Los tri­bu­na­les ca­na­dien­ses ha­bían pro­hi­bi­do a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pu­bli­car cual­quier de­ta­lle re­ve­la­do du­ran­te las vis­tas y do­cu­men­tos ju­di­cia­les pro­du­ci­dos des­de que Wi­lliams fue arres­ta­do el pa­sa­do 7 de fe­bre­ro en Ot­ta­wa.

Pe­ro con la ad­mi­sión que hoy rea­li­zó el co­ro­nel de la Fuer­za Aé­rea ca­na­dien­se al res­pon­der con un “cul­pa­ble, su se­ño­ría” an­te los car­gos de ase­si­na­to de dos mu­je­res y la vio­la­ción de otras dos, al­gu­nos de los de­ta­lles más es­ca­bro­sos del ca­so se han em­pe­za­do a co­no­cer.

Wi­lliams, se­gún ex­pu­sie­ron hoy fis­ca­les du­ran­te la vis­ta ju­di­cial, pa­só en dos años y me­dio de en­trar en do­mi­ci­lios par­ti­cu­la­res pa­ra ro­bar ro­pa in­te­rior de mu­je­res y hus­mear en­tre sus per­te­nen­cias más per­so­na­les, a gra­bar en ví­deo las se­sio­nes de tor­tu­ra y muer­te a las que so­me­tió a sus víc­ti­mas.

Ade­más, de acuer­do con los fis­ca­les, to­do fue do­cu­men­ta­do, con me­ti­cu­lo­si­dad por el co­ro­nel.

En mi­les de fo­tos al­ma­ce­na­das en su or­de­na­dor, y que los tri­bu­na­les con­si­de­ra­ron “pro­fun­da­men­te per­tur­ba­do­ras”, Wi­lliams apa­re­ce en los do­mi­ci­lios de sus víc­ti­mas ata­via­do con la ro­pa in­te­rior que lue­go ro­ba­ba y, en al­gu­nas oca­sio­nes, mas­tur­bán­do­se de­lan­te de la cá­ma­ra.

Y, en al me­nos una oca­sión, Wi­lliams ro­bó la ro­pa in­te­rior y se fo­to­gra­fió en la ha­bi­ta­ción de una ni­ña de 12 años, cu­ya fa­mi­lia era ve­ci­na de Wi­lliams y su mu­jer.

El co­ro­nel al­ma­ce­nó tan­tas pren­das fe­me­ni­nas que en va­rias oca­sio­nes se que­dó sin es­pa­cio en su ga­ra­je y tu­vo que que­mar la ro­pa.

Pe­ro es­tos ro­bos no fue­ron su­fi­cien­te pa­ra el co­ro­nel, que en el mo­men­to de su de­ten­ción era el co­man­dan­te de la ma­yor ba­se aé­rea del país, CFB Tren­ton, y en su glo­rio­so his­to­rial mi­li­tar cuen­ta con ha­ber si­do el pi­lo­to de la rei­na de In­gla­te­rra, del pri­mer mi­nis­tro ca­na­dien­se y otros al­tos dig­na­ta­rios de Ca­na­dá y el ex­tran­je­ro.

“Que­ría asu­mir más ries­gos” re­co­no­ció el co­ro­nel a sus in­te­rro­ga­do­res.

Así que a fi­na­les de 2009, Wi­lliams pa­só a co­me­ter abu­sos se­xua­les y pos­te­rior­men­te, a ase­si­nar.

En los dos ata­ques se­xua­les, el co­ro­nel en­tró en la ca­sa de las víc­ti­mas mien­tras és­tas dor­mían, las des­nu­dó, cu­brió sus ca­be­zas con la cu­bier­ta de una al­mo­ha­da, las ató a si­llas y las fo­to­gra­fió.

So­bre los dos ase­si­na­tos, la Fis­ca­lía ca­na­dien­se con­fir­mó hoy que Wi­lliams gra­bó en video la to­ta­li­dad de la muer­te, en 2009, de la ca­bo Ma­rie-Fran­ce Co­meau, de 38 años de edad, una de sus su­bor­di­na­das en la ba­se de Tren­ton.

El se­gun­do ase­si­na­to, en 2010, de Jes­si­ca Lloyd, de 27 años y em­plea­da en una em­pre­sa de au­to­bu­ses, fue re­gis­tra­do par­cial­men­te por el co­ro­nel.

Las dos gra­ba­cio­nes se­rán pre­sen­ta­das por la po­li­cía an­te el juez del ca­so el mar­tes y pro­ba­ble­men­te se­rán des­trui­das.

In­me­dia­ta­men­te des­pués de que Wi­lliams re­co­no­cie­ra an­te el tri­bu­nal de Be­lle­vi­lle (a unos 180 ki­ló­me­tros al es­te de To­ron­to) su cul­pa­bi­li­dad, el Ejér­ci­to ca­na­dien­se ini­ció el pro­ce­di­mien­to pa­ra ex­pul­sar­lo.

“Los trá­gi­cos even­tos re­fe­ren­tes al co­ro­nel Rus­sell Wi­lliams han de­ja­do es­tu­pe­fac­tos a to­dos los ca­na­dien­ses y es­pe­cial­men­te a los miem­bros de las Fuer­zas Ar­ma­das” afir­mó el Je­fe del Es­ta­do Ma­yor, ge­ne­ral Walt Natynczyk, a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do da­do a co­no­cer hoy.

“Una vez que sea con­de­na­do for­mal­men­te, es­ta­re­mos en po­si­ción de em­pe­zar ofi­cial­men­te el pro­ce­so ad­mi­nis­tra­ti­vo que con­clui­rá con la ba­ja del co­ro­nel Wi­lliams de las Fuer­zas Ar­ma­das”, aña­dió.

La pe­na le se­rá no­ti­fi­ca­da a fi­na­les de se­ma­na.

Los crí­me­nes co­me­ti­dos por Wi­lliams su­po­nen una con­de­na au­to­má­ti­ca de ca­de­na per­pe­tua sin po­si­bi­li­dad de li­ber­tad con­di­cio­nal has­ta den­tro de 25 años.

//

NOTA.- ESTE HUEY NO ES EL STEEL…..JAJAJAJAJAAA

//

//