Ante las recientes declaraciones del imbécil que tenemos como (dizque) presidente de nuestro país y acerca de que López Obrador sigue siendo “¡Un peligro para México!”, me dispuse a leer en distintos foros de opinión, discusión y dilapidación de opiniones lo que pensaban al respecto esos mexicanos comunes y corrientes; o sea, el vulgo, el pueblo, la chundada… -¡chingada madre!- y me dí cuenta de que aún existen una cantidad sorprendente de ciudadanos mediatizados, robotizados y apendejados por la televisión, que  comparten semejantes y pendejas ideas…

Digo, ¿a poco si estamos tan de la chingada? ¿tan pendejos por seguir creyendo en las mentiras y el discurso de siempre? Si mal no recuerdo y si la memoria histórica no me falla, éste tipo y el partido al que pertenece, polarizaron y dividieron a los mexicanos con una campaña atiborrada de odio y calumnias para desacreditar a su oponente y después justificar un fraude con  un simple “haiga sido como haiga sido“… ¡Por favor! Ahora sale este pendejo a decir que el Peje provocó un gran daño al país y sigue siendo un peligro para México, ¡que no mame!

Una vez dijo el gran filósofo griego Aristóteles: que la única verdad es la realidad… ¿Qué realidad vive México en estos momentos? ¿Quién es el responsable de dirigir a este gobierno que tiene al país sosteniéndose en mondadientes? ¿A ver?

Perdón, pero solo un pendejo puede creer semejantes barrabazadas!! ¡Sí!, así es… y me importa un reverendo y puto pepino quien piense lo contrario. Sí, me vale bien verga (como diría un amigo) lo que piensen de este post y de lo que pienso al respecto; porque más allá de mi opinión traducida como la de un ciudadano sumamente encabronado por tanta pendejéz, mentiras, corrupción e impunidad, me pregunto y les pregunto:

¿Qué opinión tienen sobre estas declaraciones los padres de 49 bebitos muertos en Sonora por la corrupta ineptitud de éste imbécil? ¿Y los padres de los alumnos del Tec asesinados por soldados? ¿Y la de los muchachos asesinados en una fiesta en la ciudad más peligrosa del mundo (Juárez, Chihuahua)? ¿La familia de los asesinados en retenes militares y justificados con declaraciones al vapor? ¿Y los miles de huérfanos, producto de un pretexto traducido como “guerra” para obtener el beneficio de miles de millones de dólares que genera anualmente el narcotráfico? ¿A ver? ¿Qué respuesta hay al respecto?

El verdadero peligro para México, señoras y señores, es la ignorancia y la estulticia de todos nosotros. Sí, así es…

Fuente: La Insoportable Bloguedad del Ser