En Nápoles se radicó una denuncia que sostiene que las pizzas se cocinan con la madera de los ataúdes de un cementerio cercano.

Los investigadores napolitanos sospechan de miles de pequeños locales de pizza que podrían estar usando “la madera de sarcófagos para el fuego de sus hornos”. Al parecer, los fiscales que levantaron la denuncia creen que una banda organizada ha creado un mercado de leña ilegítima y que ha sido recibida con beneplácito por los inescrupulosos minoristas que hallaron una forma de bajar costos.

Según la tradición, la mejor pizza napolitana se hace “a la piedra” -es decir en un horno con un piso de ese material- y la madera debe ser roble para darle un sabor inimitable. Lo que el público consumidor no sospechó es que ese roble alojaba hasta algún tiempo atrás un cadáver en proceso de descomposición.

La tradición sostiene que la reina Margarita de Savoy le pidió a un cocinero napolitano que creara “un plato para el pueblo”. Y el resultado fue una pizza con los colores de la bandera italiana: verde (albahaca), rojo (tomates) y blanco (mozzarella).

NOMAS CON QUE NO SALGAN QUE LAS SALCHICHAS DE LOS HOTCHOS DE ARANDAS SON DEL “RITO” JAJAJAJAJAJAAJAAA