Creo que no existe nada peor que las mujeres jueguen futbol y después se peleen… ¡Chale’s!