Si se emocionan demasiado al intentar excitar a su pareja y tienen unos kilitos de más, tengan cuidado porque pueden salir rebotando: