Inmediatamente después de la eyaculación, millones de espermatozoides comienzan una verdadera carrera, digna de considerarse una competencia por alcanzar y fecundar al óvulo. Esta carrera es verdaderamente un reto si consideramos que de los miles de millones de espermatozoides, solo uno logrará fusionarse con el óvulo.

espermatozoides2

Y es así que, bajo estas premisas; pues no deberíamos de sentirnos frustrados en ningún momento de nuestras vidas; cuando es más que evidente el hecho de que al estar aquí: escribiendo, leyendo o chacoteando… ¡Tenemos vida! ¡Somos unos ganadores por naturaleza y desde la preconcepción!

Malo que nos hubiese sucedido algo similar a esto:😦

espermatozoides3

espermatozoides1

espermatozoides4

espermatozoides-b

Y recuerda siempre: ¡TODOS LOS AQUÍ PRESENTES, SOMOS UNOS GANADORES!

espermatozoides5