Pues resulta que en un capítulo de Los Simpson; Maggie desobedece las órdenes del maestro de la guardería a donde la llevan. Éstas consistían en que no se les permitía a los niños hacer uso de su libre albedrío e imaginación, al ejecutar las distintas tareas pedagógicos que llevaban a la práctica; y tras esta desobediencia, su maestro propuso que le hicieron un juicio. Esto fué lo que respondió al respecto para defenderse:  (porque si no lo saben, ella habla…)