avionsecuestros

Con dos latas de jugo secuestró un avión

El pastor boliviano, José Mar Flores Pereira, dijo que tomó el vuelo de Aeroméxico para alertar sobre un fuerte terremoto que sacudirá a México

José Mar Flores Pereira, secuestrador del vuelo 576 de Aeroméxico, manifestó que tomó el avión para dar un aviso a México de que viene un terremoto como ningún otro en este país y para pedir al pueblo que se uniera en oración.

Flores Pereira negó que tuiviera un artefacto explosivo consigo y señaló que “el artefacto” que traía consigo eran latas de jugo.

“Eran dos latas de Jumex, las llené de tierra y les puse unas lucecitas”, dijo, antes de ser retirado por los agentes federales que lo custodiaban.

Leer nota completa…

Picándole a esta imagen, encontrarán las instrucciones:
secuestrador boliviano