No importa cuánto peses, la actitud y las ganas de ejercitarte, son lo que cuenta: