Se le emocionó un poquito de más con la técnica…

Cortesía de Miyo