Cuando las puertas automáticas que están de moda en los centros comerciales tarden en abrirse al caminar hacia ellas, no te desesperes. Tienen su truco, pero debes de utilizar la cabeza para decifrarlo: