Orgulloso siempre de mi tierra, aquí les dejo ésta obra maestra de la música poblana con la que la Mami y la Galleta ejecutan tremendos tibiris en el Paseo Bravo.

Camoteros, ¡vamos a la final! ¡Chelis para presidente!

Cortesía de El Salmón