¿Se han preguntado que habría sucedido si Marilyn Monroe se le hubiese insinuado a Albert Einstein y de esa relación hubiera nacido una hija?

Pues con el siguiente comercial, podrán dar cuenta de ello… Sin duda el resultado sería una monita muy guapa e inteligente: