Sin afán de herir alguna que otra suceptibilidad, chéquen la siguiente situación que ejemplifica el video: