“Ni una sola especie se extinguió como resultado del impacto de Chicxulub ”, afirma la paleontóloga Gerta Keller, de la universidad estadounidense de Princeton, autora principal del estudio publicado hoy en “ The Journal of the Geological Society ”. Le creemos?

Pues ahora resulta que todos estos años estuvimos engañados puesto que el supuesto meteoro se estrelló aproximadamente 300,000 años antes de la extinción en masa.

No es la primera vez que esta científica pone en duda la teoría de la extinción de los dinosaurios, pero su intento por desmentirla fracasó al encontrarse un cráter de impacto de 180 kilómetros de diametro en Chicxulub, Yucatán en 1978.

La nota completa en ABC.