Pues siendo Ingeniero en Sistemas le hubiera sido más fácil conseguirse una buena chambita y salir todos los fines de semana a contratar los servicios de una sexoservidora bien mami de esas que abundan en Súllivan o ya de perdis en la Merced… ¡Chale’s!