image0012Precisamente hoy por la mañana cuando me dirigia a mis labores cotidianas, observé atascando las paredes de varias calles propaganda de la presentación de un par de geyes perdón… weyes que; ahhh! como me caen mal, por ridículos.

Es por ellos que trayendo al tema esto, acá les dejo una genialidad más del maestro Sergio Zurita que en este lunes, me hizo el día.  Maestro cuente con un voto más para manifestar el repudio a semejantes atrocidades, sinónimo de Lagrimita y Costel.

CARTAS A LAGRIMITA

Gracias a que las cartas de Octavio Paz a Tomás Segovia se acaban de convertir en un libro, el género epistolar parece haber recobrado aliento en México.

Es por eso que me parece prudente recopilar aquí una pequeña parte de la correspondencia que he sostenido con el rey de la comedia, Lagrimita, a lo largo de casi dos décadas.

Aviso que aquí sólo encontrarán cartas que yo le he escrito a él. Las de él serán publicadas cuando se digne a contestarme alguna. Aquí vamos:

Querido Lagrimita:

¿No has pensado llevarles pasteles de mariguana a los niños que te van a ver?

Los pachecos se ríen de lo que sea y tú ganarías más dinero.

Eso sí, en vez de Lagrimita, serías Lagrimota. ¿Qué opinas de mi sugerencia?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

El otro día en la tele besaste a Costel en la boca. ¿Son putos?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Ya me enteré de que Costel es tu hijo y que por eso lo besas en la boca. ¿Son putos incestuosos?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

El otro día observé con atención tu bigotito, cuidadosamente recortado.

Luego me fijé en las mallas ajustadas de Costel.

Después me enteré de que los dos viven en Guadalajara, son padre e hijo y se besan en la boca.

Luego pasaron El Arracadas en el 2 y descubrí que Vicente Fernández habla igual que tú.

¿Acaso tú eres Chente y Costel el “Potrillo”? ¿Por qué tienen dos identidades? ¿Es porque son putos?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Me enteré de que por culpa de Harry Potter los niños prefieren que a sus fiestas vayan magos en vez de payasos.

También hay libros de payasos, pero son tristes o dan miedo. ¿Qué opinas de que Dumbledore sea puto?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Con la recesión en Estados Unidos y la crisis económica mundial, ¿no te han querido linchar cuando dices “Qué barato, qué barato”?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Si tuvieras una hija payasa, ¿harías algo por corregirla?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Alguna vez, mientras haces pipí, piensas que estás lagrimeando?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Yo sé que la vida del payaso es dura. Encontrar zapatos de ese tamaño, me cae que ni en León. Y hacer reír a los niños es muy difícil.

Pero si un día te vas de putas y regresas con el cuello de la camisa manchado, tu esposa no te va a preguntar nada. ¿Lo habías pensado?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Si embarazaras a una de esas putas, ¿cómo se llamaría el hermanito de Costel? ¿Burdel?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Si tú eres Lagrimita, ¿qué sale de tus ojos cuando lloras? ¿Hombrecitos?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

¿Alguna vez te has sentido caníbal mientras comes paleta Payaso?

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

Cuando mueras, ¿quieres que te entierren maquillado de payaso?

Te pregunto porque te van a sacar en el TV Notas y te vas a ver de la verga, pero allá tú.

Atentamente,

Sergio.

Querido Lagrimita:

¿Te das cuenta de que si nadie llora en tu velorio, la única lagrimita serás tú?

Atentamente,

Sergio.

Cortesía de Namaste