¡Ahhh! Y ustedes deciden. ¿Se van al infierno o se protegen?