Y que se hubiera roto el vidrio:

Anuncios