Cuatrociénegas es uno de los 38 municipios del estado de Coahuila, en el norte de México. Se localiza en el centro de la entidad, y posee una importante reserva ecológica que es el hogar de varios endemicos.

La biodiversidad que se desarrolla sobre el sustrato de yeso del Área de Protección de la Flora y Fauna Cuatrociénegas, es única y hace que se considere de las regiones gipsófilas más importantes de Norteamérica. La vegetación presenta un pastizal alcalino en el piso seco de la cuenca, hábitat acuáticos y semi-acuáticos donde se localiza el lirio acuático, especie nativa; dunas de yeso que albergan 6 especies endémicas, zona de transición y matorral desértico de las bajadas. Este último con gran diversidad de cactáceas, algunas de protegidas por la norma, e incluso, 4 especies endémicas. En las lomás se encuentra chaparral, representado por mezquites; y en las partes altas vegetan bosque de encino y bosques mixtos de pino-encino.

El Valle de Cuatrociénegas es uno de los lugares con mayor concentración de especies endémicas y se encuentra dentro del desierto coahuilense. Fue decretado por el gobierno federal como área natural, ya que en él existen peces, aves, reptiles, mamíferos. En las pozas se pueden realizar diferentes actividades como buceo, ciclismo de montaña; fotografía de paisaje, subacuática y de vida silvestre; el campismo y el rappel; sin olvidar las posibilidades de investigación de las formas de vida que allí se encuentran.

Dada esa riqueza, Cuatrociénegas, equivale en tierra a lo que son las Islas Galápagos, según revela el investigador Luis E. Eguiarte, pues ambos lugares son un laboratorio sobre la evolución de las especies. Sin embargo, en 2000 se comenzó a extraer agua de una zona aledaña a Cuatrociénegas, Valle del Hundido, y de áreas vecinas, como Ocampo-Calaveras, entre otras, para sembrar alfalfa destinada a la ganadería y se eliminó su vegetación original para nivelar los terrenos y cultivar forraje.

Es una árida cuenca intermontañosa, rica en yeso, con numerosos manantiales cuya agua puede ser cálida o fría y formar pequeños charcos o lagunas grandes y profundas, aisladas o conectadas. Por la complejidad espacial y evolutiva de los organismos que ahí subsisten, Cuatrociénegas es considerado a nivel global un humedal prioritario para su conservación. En 1994 se decretó el Área de Protección de Flora y Fauna, con una extensión de 84,347 hectáreas.

Especímenes que durante cientos de años se creyeron extintos, hasta que algunos científicos estadounidenses empezaron hace años a “redescubrirlos”, haciendo a partir de entonces verdaderas expediciones al Valle de Cuatro Ciénegas que tenían meses de duración, durante los cuales permanecían sumergidos en las azules pozas observando y anotando detalles y costumbres del ir y venir de especies que hoy por hoy solo existen en este valle.

Tomado de Wikipedia