Puede que en el futuro las portadas de los álbums desaparezcan debido al nuevo formato digital o que se conviertan en un mero acompañamiento de escasa relevancia. Pero durante las décadas en que el álbum ha tenido un formato tangible, el arte visual que envuelve la obra sonora ha sido un elemento fundamental en la música. La portada como representación musical del contenido sonoro ha servido a los músicos como tarjeta de visita. Y cómo era de esperar, los grupos más transgresores han utilizado este recurso de equivalencias para llamar la atención de los consumidores y avisarles con ello que dentro encontrarán una obra musical tan contundente como lo es visualmente su portada.

La lista de portadas censuradas es interminable, pero nosotros nos queremos centrar sólo en aquellas históricamente más transgresoras. Los Beatles fueron los primeros en provocar a sus fans con una fotografía escabrosa. Un hecho incomprensible teniendo en cuenta que en su interior habían canciones tan amables como Let it be. Desde entonces ha sido mucha la sangre y la barbaridad que han acompañado a los álbums de todo tipo de géneros musicales. No obstante el metal sin duda es quien ha hurgado más en la llaga con portadas a veces terriblemente retorcidas.

Muchas son las portadas extremas pero no tantas las que han destacado por su singularidad. Para realizar este ranking hemos valorado básicamente originalidad, aportación histórica y artisticidad. Lo hemos confeccionado con nuestro puño y letra después de un largo debate y alguna que otra discusión. Algunos de los discos escaneados forman parte de nuestra colección personal. La información de cada disco la hemos recopilado básicamente a través de internet y de revistas especializadas, pero también con la ayuda de algunos especialistas en la materia como nuestro amigo Razor, un gran aficionado al metal a quien agradecemos enormemente su colaboración. Gracias también a Malou, Patxi y Kiwi.

13. The Beatles: Yesterday and today, 1966

beatles

A este disco de los Beatles se le conoce como “the butchers album” (el álbum de los carniceros). Apareció poco tiempo después que John Lennon proclamara en una entrevista que los Beatles eran más grandes que Jesucristo. Esta desafortunada declaración irritó a los americanos más intransigentes. La inmediata aparición de Yesterday and Today aumentó aún más crispación de los intransigentes censores. La banda aparecía vistiendo batas de carniceros y envueltos con pedazos de carne cruda y muñecas mutiladas. A las pocas horas de salir a la venta se ordenó su retirada convirtiéndose así en un preciado objecto de coleccionistas.
A pesar que hoy día su impacto ha sido superado con creces, hemos situado este disco en el número 13 por ser el gran precursor. La elección de una portada tan macabra por parte de los beatles sigue hoy día creando desconcierto. Fijense si no en la cara de George Harrison.

12. Scorpions: Virgin Killer, 1977

scorpions

La edición alemana del Virgin Killer de Scorpions contenía la foto de una adolescente desnuda y en una posición sugerente. Sus genitales estaban cubiertos únicamente por la grieta de un cristal haciendo con ello alusión a la pérdida de virginidad de la niña. Fue considerada inmoral por la pederastia intrínseca y substituida por una vulgar foto de la banda.

11. Slayer: God hate us all, 2001

slayer

Una de las bandas más castigadas por facciones conservadoras de la sociedad americana, y en particular por la censura, no podía faltar en esta fiesta de la portada extrema. Me refiero a Slayer, que años atrás ya sufrió serios reveses con los diseños de Reign in blood y South of heaven. Con God hates us all (2001), Slayer dan una vuelta de tuerca y vuelven a sus viejos hábitos satánicos, con una portada que muestra una biblia moribunda, ensangrentada y con unos clavos en forma de pentagrama invertido. Una portada que como era de esperar, no gustó en los Walmart de turno y anticipándose a la censura, esta otra portada fue hecha para disfrazar la original.

Y ya que estamos con portadas y Slayer, me gustaría mencionar el pequeño detalle de “Christ Illusion“; nunca antes se había visto a Teresa de Calcuta en situación tan macabra.

10. Burzum: Aske, 1995

burzumsa

Con el surgimiento del género gore en el cine, la competencia (insana) entre bandas de grindcore por ver cual de ellas sacaba la portada más grotesca e impactante se convirtió en toda una “religión”. Una tendencia que empezó con “Reek of Putrefaction” (2a en esta lista) y que giró radicalmente en 1993 con el EP Aske de la banda Noruega de Black Metal Burzum. En esta portada (toda una declaración de intenciones) pueden verse las ruinas de “Fantoftkirke”, una iglesia que fue incendiada por el propio cantante de la banda en 1992. No fue la primera ni la única. 22 iglesias siguieron a Fantoft, algunas que databan de épocas medievales, durante los siguientes cuatro años.

9. Pabellón Psiquiátrico: La primera en la frente, 1987

pabellon

Escalofriante y profética portada la del grupo español Pabellón Psiquiátrico. El hombre que sostiene la metralleta es Juan Antonio Canta alias “Patuchas”, cantante del grupo y posteriormente cantautor en solitario. Autor de canciones de carácter surrealista, entre ellas “La Danza de los 40 Limones” popularizada como canción del verano. Era el año 1987 y nadie podía esperar el fatal destino del protagonista de la portada. Patuchas se quito la vida en 1996 a los 30 años de edad.

8. Exhumed: Exhumed, 1998

exhumed

Bienvenidos al festival de las vísceras de la mano de Exhumed. En esta portada decidieron poner toda la carne en el asador; un buen Splatter para ambientar la audición del disco. Aunque no se trate de algo real se tiene que destacar el arte bizarro de la portada cabeza en el microondas y la sierra mecánica en primer plano. En definitiva, una delicia para los amantes de Holocausto Caníbal.

7. Pungent Stench: Been Caught Buttering, 1991

pung-stench

Dos años de trámites burocráticos necesitó el fotógrafo Joel-Peter Witkin para poder acceder durante un solo día al depósito de cadáveres de México DF y realizar la foto que podemos ver en esta portada de Pungent Stench. De entre todos los pedazos humanos que pudo ver en el depósito, una cabeza diseccionada fue lo que más le llamó la atención. Preparó la cámara y el trípode, dispuso filtros y carretes, pero no halló el modo de crear una escena acorde a tal carnicería forense. Pasó el día pensando en aquella cabeza seccionada en dos partes hasta llegar a la conclusión de que “a veces los puzzles de dos piezas son lo más difíciles de resolver” y realizando una de sus obras más conocidas: “El beso”

No ha sido sencillo seleccionar esta portada entre todo lo publicado por una banda que se siempre se ha caracterizado por el “cuidado” de sus cubiertas:

Dirty Rhymes & Psychotronic Beats (portada por Wolfgang Jahn)
For God Your Soul… For Me Your Flesh (fotografía de Joel-Peter Witkin)

6. Cannibal Corpse: Butchered at Birth, 1991

cannibal-corpse

En el muy recomendado documental Metal: A Headbanger’s Journey nos cuentan que casi todas las portadas de Cannibal Corpse han sido censuradas. Al igual que Iron Maiden pero mucho más extremo, la banda tiene un estilo singular de ilustrar portadas muy apreciado por sus fans. El vocalista del grupo George Fisher alias “Corpsegrinder” lo argumenta así: “Es arte y así hay que mirarlo. Sí, es desagradable… pero ves al Vaticano y observa el arte que hay allí. Lo suyo es real, es algo que te puede pasar. Esto es cambio es pura ficción”.

Para confeccionar esta lista hemos elegido la portada del álbum “Butchered at Birth” pero nos ha resultado difícil. Cualquiera de sus portadas encaja a la perfección en este macabro lugar. Otra gra candidata era Tomb of the mutilated. Si quieres más información sobre su totalidad de portadas censuradas, te recomiendo ojear el excelente monográfico de Cannibal Corpse en Sleevage.

5. Christian Death: Sex, Drugs and Jesus Christ, 1988

christiandeath

La última y reciente portada polémica de Christian Death ha sido la de Pornographic Messiah, un álbum en el que aparecía Cristo fornicando en postura “doggie style”. No obstante su primer y más notable ataque iconoclasta a la figura del mesías cristiano apareció en 1988 con “Sex, Drugs and Jesus Christ”. Este disco albergaba una explícita fotografía de Cristo inyectándose heroína y mirando al cielo piadosamente. No hay ni que decir que fue censurada de inmediato en Estados Unidos y substituida por otra más suave. Sin Rozz Williams, pero con Valor Kand y Gitane Demone juntos, lanzaron ilustraton con esta sacrílega portada el que sería uno de sus mejores discos.

4. Cripple Bastards: Almost Human, 1999

cripplebastards

El Grindcore de Cripple Bastards no pasará precisamente a los anales de la música extrema como algo remarcable, pero si hay algo que ha llamado la atención tanto a la crítica como al público especializado desde su debut en 1999, es la portada que hoy nos trae aquí… Un veterano de la guerra de Vietnam apuntando con un revolver a una señorita, para que ésta practique una felación no podía faltar a nuestra lista de portadas cafres. El material para la confección de dicha portada fue extraído de la película ”Forced Entry”, un film enmarcado dentro del género pornogore, con imágenes que no desentonarían en un documental mondo italiano y con la estética de “The Deer Hunter” de Michael Cimino pero 5 años antes (ver trailer). Considerada actualmente como un clásico de culto entre los cinéfilos más atrevidos, Forced Entry fue el debut en la dirección del mítico Shaun Costello con el no menos mítico Harry Reems de protagonista (el violador asesino de la portada de Cripple Bastards)… En definitiva un film extraño, underground y guarro que sorprende por estar rodado en 1972 y más aún por formar parte de este artículo de portadas.

Y ¿por qué una banda de metal mezcla porno y violencia para ilustrar su portada? Nadie como ellos para contarnos el significado: “El título “Almost Human” (casi humano) da un sentido bastante claro del significado de la portada. Es un retrato de la degradación humana, lo “primitivamente humano” es la condición actual del hombre moderno, un mundo paralelo de insensibilidad reemplazado gradualmente por la identidad verdadera de los seres humanos. Cualquiera que lea las letras de Cripple Bastards se hará una idea clara de lo que queremos decir y resolverá toda duda sobre nuestra posición a un tema tan escabroso. El contenido en “Almost Human” es un retrato de la degradación humana, la insensibilidad, y la naturalidad para ser cegados con una realidad que se explaya con el abuso, la indiferencia, la resignación y en ningún caso se trata de una apología a la violación, la violencia de género y el sexismo”.

3. Brujería: Matando Güeros, 1993

brujeria

Extraída del periódico Alarma, los mejicanos Brujeria decidieron decorar la portada de su primer larga durada con esta foto. Ya avisaron con la portada de la maqueta/single Machetazos pero con esta hicieron historia. Como es evidente la portada fue censurada (tapada con un cartón negro) pero la voz ya había corrido y muchos compraron el disco para saber que música hacia un grupo con semejante brutalidad en la portada.

2. Carcass: Reek of Putrefaction, 1988

carcass

El primer disco de la banda inglesa de grindcore Carcass fue ilustrado con una portada extremadamente repulsiva. Fue Earache, su sello discográfico, quien impulso que esta cubierta fuera lo más intensa posible, y curiosamente en su posterior versión CD fue substituida por otra mucho menos controvertida. El diseño fue encargado a la agencia Gruesome Graphics, detrás de la cual había Jeff Walker, bajista y cantante del grupo, autor también de la portada de Scum de Nappalm Death. Las fotografías que conforman este collage de carne humana fueron exatrídas de revistas de medicina. Aunque todas ellas eran nauseabundas, fueron ensambladas cuidadosamente para conformar un interesante collage. En la revista The Wire 282, Lasse Marhaug aporta una interesante descripción: “alcanza el nivel del abusurdo y la deconstrucción, más cercana a la tradición dada de Stan Brakhage, Hermann Nitsch y Damien Hirst, que al habitual sensacionalismo para adolescentes que impera en el metal”. Es interesante destacar el vegetarianismo vegan que el grupo Carcass profesaba con este álbum, cuya obra podía interpretarse como “la carne es asesinato”. Gran portada y gran disco, por cierto.

1. Mayhem: Dawn of the black hearts, 1991

mayhem

La portada más macabra de la historia, aunque se trate de un disco no oficial (es un disco de directo/pirata) merece estar en el número uno porqué aparte de lo cafre de la foto, la historia es para mear y no echar gota.

El cantante de Mayhem, Dead, se suicidó en su casa con una escopeta. Cuando sus compañeros de grupo lo encontraron decidirieron tomar fotos del cadáver e incluso se dice que se hicieron colgantes con trozos de su cráneo. El artífice de la sesión fotográfica, Euronymous (guitarra del grupo), mantenía relación con el miembro fundador del grupo colombiano Masacre, Mauricio Montoya, y puede que una de estas fotos fuera a parar a sus manos. Mauricio “Bull Metal” Montoya a parte de músico es jefe del sello WarMasters Recs y seguramente tuvo la idea de poner la imagen de Dead en la portada de un directo de Mayhem de 1990. El disco salio al mercado con una edición limitada de 300 copias pero a día de hoy se ha editado en muchos otros países. El resultado de toda esta historia, tanto si los protagonistas fuesen los citados u otros, tiene como resultado algo nunca visto: el disco de una banda con la imagen de su cantante muerto en la portada. Más retorcido imposible.

Via: Orgasmatrix

http://www.gravatar.com/avatar/9785802988641a7a99eaeb9674dfbed7?s=96&d=http%3A%2F%2Fa.wordpress.com%2Favatar%2Funknown-48.jpg&r=X