El buen Jelipe, como todo hombre de mundo, en uno de sus viajes al extranjero, captó éstas imagenes de artesania frutal.

Cortesía de Jelipe

jel2